You are here: Home Biografia Biografia I

La Estrella que nos guia

La Estrella que nos guia

Biografia I

Correo electrónico Imprimir PDF
  
  

Nací hace 59 años en la Hoya de la Tabaiba en casi plena naturaleza, entre plataneras y cultivos, como tomates, papas, pimientos, y otras hortalizas además de esto tenía toros y vacas para el servicio de la finca, cuyo nombre es la Sajunta propiedad de hijos de Diego Betancort o mas conocido por los betancores.

Situada al norte de la isla y cerca de la populosa barriada de Guanarteme término municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Mi nacimiento fue en casa de mis abuelos maternos, esta casa es propiedad de los betancores, mis abuelos tienen cinco hijas y un hijo, a los cuales llamaba hermanos y a los abuelos padres, claro lo que escuchaba en aquel entonces gente humilde sencilla y trabajadora.

Describo la casa donde nací situada en una pequeña ladera daba al poniente, tres caminos de acceso que hacían punta de flecha, dando la espalda al frontis de la casa los tres se unían a la izquierda de la misma primero de nordeste sureste segundo de sur a norte y el tercero de este a oeste.

   Esta es la casa donde nací, me crié y viví entre plataneras, hace algunos años hice esta foto es en color y por los años se deteriora, por ello la dejo blanco y negro se ve mejor y doy gracias a Dios por llevarme a hacer dicha foto, verán a la dcha el tractor para derribarla, arriba en la esquina dcha esta hoy en dia el hospital doctor Negrin
  
  Esta es la actualidad hoy en día de la zona, y en la parte baja de esta foto estaba la casa. Y al fondo incluso verán el cartel del Hospital Dctor Negrin. 
  
Esta es la misma zona donde estaba la casa pero hecha de frente con espaldas al Doctor Negrin, la autovía pasa casi por la misma puerta ósea que desde la cama a la autovía, cosas de la modernidad.  
  
 

Tenía y digo bien porque ya no existe, tres habitaciones, comedor, cocina cueva y además a leña en aquellos tiempos y baño las plataneras jajaja, ahorrábamos agua y dábamos abono para las plataneras, también es cierto no contaba con agua corriente ni luz eléctrica por aquel entonces, el agua traída a hombro por todos los de la casa y por mi cuando pude echar una mano, la luz quinket creo de aceite y también velas, a pesar de los problemas del agua estaba rodeado de tuneras, palmeras, parras y unos árboles muy grandes conocidos por brillantes.

Además tenía tres pequeñas parcelas o trozos de tierra a distintos niveles dos donde los hombres de la familia plantaban las verduras de la casa, y el tercero las mujeres para las flores y alguna papa.

En la trasera de la casa un enorme gallinero, que además contaba con conejos, y un poco mas afuera en pequeñas cuevas tres cabras y en la azotea las palomas y conejos liebres enormes, y entre los caminos norte sur y este oeste unas cuevas mas para otras tres cabras y para la comida de estas.

En aquellos momentos en quinientos metros a la redonda yo era el único niño unos años mas tarde empezaron a llegar algunos o sea nacer también en la finca, como los hijos de Pancho Guedes por cierto tío de Juan Guedes el futbolista de la unión deportiva las palmas y la selección militar española.

Este matrimonio formado por Pacho y Carmen tuvieron cuatro hijos José, Josefa, Paco y Carmen en lo bajo de la casa de Pancho Guedes, estaban los alpendes o establos para los toros, las vacas o becerros los cuales eran cuidados por mi abuelo era el boyero de la finca, esta casa la he hecho para el Belén y lo que son las cosas la casa donde nací no, lo tendré en cuenta años venideros.

 
  
   Esta es la casa de Pancho Guedez, como popularmente se le conocía en la finca, y la que les comente que había hecho para el belén.La casa como verán constaba de dos plantas, en la superior la casa familiar de los Guedez, y sus animales domésticos.En la baja como verán eran los alpendes de la finca, en un lado los toros en el otro las vacas y novillos, y a la derecha junto a las escaleras el abrevadero de los animales, que use para otra cosa y al hacer la foto no encontré jajajaja.Y en el pequeño habitáculo donde se ve una pequeña puerta, que divide los dos lados era la oficina de la finca, donde mi padre llevaba el papeleo de la misma, a esto solo le falta la pequeña loma natural de la zona original.
   Con el paso del tiempo llega la modernidad, este es el estado actual de la zona donde estaba la casa de Pancho Guedez, y a la izquierda de la imagen verán una palmera muy alta, de esa palmera hemos comido tanto los hijos de Pancho como yo muchos dátales.Y ahora esta ubicado en la zona un campo de gofl, uffff menos mal, algo verde no cemento como es casi habitual, por ………..La zona es a la derecha de la entrada general del hospital Doctor Negrin.
  

Yo me sentía orgulloso cuando mi abuelo me dejaba llevar el carro tirado por los bueyes, a mis seis u ocho años de pie en el pescante y las brias en mis manos, tengo un carro echo igual a aquel para el Belén, y pocos años después llegó un matrimonio nuevo a la finca ocupó el horno para hacer la cal estos Vivian algo mas cerca de mi casa, el de nombre Eugenio y ella Lucía. Tuvieron siete hijos Eugenio, Eduardo, Emilio, Mary, José Luís, Inmaculada, Juan y Natividad, yo debido a que estaba mucho más tiempo con mi abuelo con los animales hice mas amistad con los hijos de Pancho que con los de Eugenio.

Esta ruinas es lo que queda de la casa donde vivió Eugenio y su familia, la casa estaba donde se ven los coches aparcados, y en la parte baja aunque cerrados se ven los ojos de los hornos, y como todo llego también la modernidad, que bonitos se ven los carteles publicitarios verdad joder, a usted no le dejan hacer nada estropea el paisaje pero ellos nooooo lo hacen, terminan y lo dejan todo abandonado que mas da, ya se caerán  
  

Auque les llevo al que me sigue como unos cinco años y éramos los únicos niños de la finca jugábamos unos con otros a pesar de la diferencia de edad no había otra cosa.

Para cambiar algo les cuento una broma o maldad no se como llamarlo.

Anécdota

Mi abuelo tenía tres ayudantes, no recuerdo sus nombres ni sus caras, como ustedes sabrán los carros tienen para proteger la madera de las ruedas un aro de acero.

Un día me dice uno de ellos…… Manolo súbete al carro para ver no recuerdo que???? Lo que si recuerdo es que al agarrar el acero sentí algo raro en mi pequeño cuerpo caí al suelo perdí el conocimiento……. No se que pasó si recuerdo que Carmen la señora de Pancho me tenía en sus brazos y al mirar a mi alrededor vi. mucha gente y el chico que me dijo que subiera al carro sangraba por nariz y boca y a mi abuelo lo sujetaban y los demás increpaban a este chico, lo que hizo ……. Unir unos cables al acero y conectarlo a la luz eléctrica ya vieron el resultado, a mi corta edad no me enteré del alcance de la broma.

Hoy en día y desde aquí le perdono su broma o maldad, como también si leyera estas líneas o lo ha contado a alguien, y este supiera quien es le diga que deseo conocerle, no para recriminarle si hablar del tema y recordar juntos un pasado de nuestras vidas.

   Esta es la copia del carro que arriba les comente, la hice para el belén, imaginen ahora lo que fue y sufrí al agarrarme de la rueda y tocar el aro de acero de esta conectado a la red eléctrica, ya imaginaran el golpazo que recibí.
  

Volviendo atrás les diré que mis hermanas tías empezaron a mirar a los pibes y se fueron casando, se iban a vivir a casa de sus suegros , menos Carmela esta una vez casada fue a vivir a otra casa propiedad de los dueños de la finca, esta casa llamada las casas encarnadas y mas cerca de Guanarteme que la nuestra.

Se casa Pino mi madre adoptiva que se queda en la casa familiar y su esposo Manuel comienza a trabajar en la finca y habla con los jefes y dejan conectar el agua y la luz, que satisfacción y menos trabajo para la familia en estos momentos también se hace el baño cueva, otra novedad para la familia ya no mas plataneras jajaja adelantos de la vida.

Esta pareja comienza a dar más alegría a la familia con la llegada de sus hijos, Manolo, Josefa. Jorge, Francisco José y María del Pino , por consiguiente mas compañía para los crios de la zona, como verán somos primos y criados juntos nos miramos y tratamos como hermanos.

Fuera de la casa la familia también crece, Juan y José, este y Manuel son hermanos por tanto dos hermanos con dos hermanas, hijos Carmen, Pili, Pino y José aaaaaaaaa Carmela y Juan , Andrés, Juan Carlos, Carmen y Antonio.

Santiago y Sisa hijos Santiago y dos partos dobles aprovecharon el viaje jajaja del primer parto Florencio y Domingo este se fue con Dios segundo parto Ángel y Pilar, Clara y José Enrique no tuvieron hijos si sus suegros enfermos y una cuñada con el mal de sambito, bueno ya conocen los nombres de mis hermanas tías y de mi hermano tío, faltan mis padres…….

Una marca para el resto de mi vida.

Como toda persona que vive y trabaja en el campo tienen perro y mi abuelo lo tenia, era un perro de presa canario y de nombre boca negra, de color amarillento y negrusco y el hocicó negro de ahí su nombre mi abuelo lo tenia enseñado daba un silbido y el perro raudo a hacer lo que le decían, se escondía el cuchillo canario de mi abuelo y el animal lo traía, según cuentan en la casa se le mandaba a la tienda con el bolso una nota con lo deseado y el monedero y traía lo deseado a la casa, esto no lo recuerdo pero me cuentan mis hermanas.

Al hacer el baño junto a la cocina quedo un pasillo de algo mas de un metro por otro de ancho mas o menos, un buen día boca negra estaba echado durmiendo en el lugar, y yo para ir al baño y no despertarlo fui a pasar por encima de el, se asusto y amarga hora se viro y me mordió el codo izquierdo, me dejo sus colmillos para el resto de mis días, unos meses después un toro le dio una patada y paso a mejor vida.

La muerte de boca negra para la familia fue un mal trago incluso llantos, esto si que lo recuerdo bien y a boca negra se le recuerda.

Es normal debido a la edad no recuerde mis primeros pasos, esto me lo cuentan mis dos medres, la biológica y la de crianza.

Estos fueron dados en el lomo de San Lázaro, hoy en día en ese lugar esta ubicado el cementerio del mismo nombre.

Estaba de pie agarrado a una hilera de sacos llenos de papas y un señor de nombre avancito, que por cierto también vivía en la finca, en las casas encarnadas junto a mi tía Carmela.

Con un plátano en sus manos me lo ofrecía, agarrado de la hilera de sacos doy unos pasos tras el plátano al acabarse los sacos continuo caminando y esto con el pie izdo enyesado hasta la ingle, por nacer con un problema en el mismo.

Aquí hay un desacuerdo entre mis dos madres una dice que los primeros pasos fueron a los 14 meses y la otra que a los 20 meses, sea como fuere si el lugar, esto dista de la casa familiar unos 3 kilómetros aproximadamente.

A medida que fui creciendo recuerdo este lugar muy lindo estaba en la zona de otro capataz de la finca Antonio Cárdenes y su esposa Carmen dos de sus hijos Manolo y Carmen, para llegar a la casa una carretera muy larga y toda ella de una latada de parras de uvas grandes y blancas, moscateles lo recuerdo bien como toda la zona mas cultivo de papas y tomate y otras hortalizas.

A la edad de cuatro años llega mi primera operación esta fue en la clínica del Lugo, no se si la clínica se llamaba así o era conocida por este nombre, esta ya no existe y de cuya operación no recuerdo nada ni casi mi familia. Lo cierto que valió de muy poco mi pie volvió a su punto original.

A la edad de ocho años llega la segunda operación esta fue en la clínica de san José situada en el paseo de las Canteras esquina a Padre Cueto lo cual quiere decir que junto a la joya de Gran Canaria la playa de las Canteras, de esta si recuerdo algo, primeramente estuve ingresado en la parte baja de la clínica o sótano, días mas tarde me pasaron a la parte superior nivel calle, y esta habitación tenía un balcón, al cual me acercaban y veía la playa a las personas paseando por el paseo, que decirles de esta operación, que al tiempo el pie volvió a su punto de partida.

Estas dos operaciones fueron realizadas por el cirujano D. Matías Mayor.

  Aquí les muestro la parte vieja de la clínica de San José en la calle padre cueto Nº 28 la cual parece que resiste el paso del tiempo, y sus propietarios no ven la ocasión de restaurarla. Y donde me sajaron por segunda vez el pie izquierdo 
 En esta foto verán la prolongación de la citada clínica oo su parte nueva en la calle padre cueto donde hoy en día se entra para las visitas a los paciente ahí ingresados 
   En esta esquina verán la mencionada clínica de San José su parte que da hacia el Paseo de Las Canteras y la calle Padre Cueto, ósea la están viendo en su totalidad
 Miren que hermosos balcones tiene la clínica en su parte hacia la avenida de Las Canteras, yo estaba en los de abajo, hoy en día están modificados y para mal creo, quisiera que vieran por las mañana la de inmigrantes que duermen en su interior en cartones, y luego a lavarse a la playa, que mas desean  

  

  Les invito a la segunda parte                    
                                                                                                                                                                 
Ultima actualización ( Sábado 09 de Junio de 2012 18:36 )